15 febrero 2011

Para chuparse los dedos

Nuestras últimas referencias de la alta cocina hacen que el referente de cocinero con problemas de picoteo haya desaparecido de nuestras retinas. No puede ser, tenemos que lanzarnos a las barricadas, que está ocurriendo con nuestros modelos, la publicidad nos está devorando, Jamie Oliver está destruyendo todo un icono,... Pero toda bandera tiene su abanderado. Para ello tenemos a Rodney Bowers. Este cocinero, con dos establecimientos en la calle de la 'reina' de Toronto, lleva el concepto a otro nivel. Esto sí es 'High cuisine'.