29 diciembre 2008

Tócala Sam

Todas la navidades, a modo de Ingrid Bergman, podemos hacer una sugerencia a nuestro televisor y volver a deleitarnos con una de nuestras películas favoritas. Hace cinco días, en la vuelta a casa a modo de turrón, comenté con el tío de mi compañero de piso 'Sonrisas y Lágrimas', y walla!, esta noche en TeleMadrid no me han defraudado.

Os quiero dejar con un fragmento que no recordaba y que me ha encantado. Si nos pusiéramos a modo de Slavoj Zizek podríamos catalogarlo incluso de pedante. Pero prefiero dejarles el juicio a las lágrimas que han compartido conmigo el momento. Todo lo bueno que se hace en la vida tiene su recompensa, así que lo primero que debes hacer es darle las gracias a todas esas fabulosas personas que te rodean.

¡Muchas gracias!




PD: disculpar lo tito Disney que me estoy poniendo últimamente. Empezaré a quejarme dentro de poco, no os preocupéis.

5 comentarios:

CutreBryny dijo...

Ohhhh!! Que bonito...

Anαβ dijo...

vale, lo confieso, me delato como el culpable de tanto merengue. Ya lo sé soy un ñoño.

esthercita dijo...

Y no te ha corregido Sweeny Todd tanta ñoñería? jajajaj
Por cierto, en algún sitio han puesto estos días Mary Poppins...
:-)

Nils dijo...

Desde que la vi en Londres, en el musical, le tengo más estima a la obra.

Anαβ dijo...

esthercita, si hasta la obra me resulto ñoña. Vale, estoy enfermo.

nils, no des envidia.