01 diciembre 2010

Soluciones vasculares

Después de la operación de mi padre, hace más de un año por razones 'coronarias', decidí empezar a tomarme más en serio las carreras en el parque. Estaba completamente equivocado, existe otra manera mejor y más eficaz de tener tus 'tuberías' a punto. La receta es una actividad observadora sexual.

Un estudio ha dado a conocer que los hombres que ven 10 minutos diarios unos pechos femeninos tienen menos posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. Sorprendente. Todo el mundo está lleno de dudas: ¿cómo se controla que los individuos castigados a la abstinencia visual no toman su dosis a escondidas?, ¿cómo debe ser la observación, debe ser en directo, el porno está dentro de la prescripción?, ¿cómo debe ser la dosis, pequeñas y tiesas o grandes y que cuelguen?, ¿esto es considerado medicina tradicional?, ¿cuándo se debe cambiar la presentación del 'medicamento'?,...

Mientras Karen Weatherby se decide a realizar el mismo estudio con gorditos, el efecto vasodilatador de acariciar una barriga en el grupo social 'oso', os dejo algunas de las fotos que más me han gustado últimamente en el tumblr. Ya sabéis 'mens sana in corpore sano'.