19 enero 2011

Biggest Loser

No entiendo porqué hacer concursos de disminución de peso, soy el único que ve en ello la posibilidad de incitar ciertos comportamientos en la juventud nada beneficiosos para la sociedad. Es muy peligroso identificar un estereotipo físico con un estilo de vida o con un estado anímico.

El programa 'Biggest Loser' me parece un ejemplo de los espacios que deben ser intervenidos. Al poner en el programa la palabra Perdedor ya estamos dando a entender algo más que una competición basada en la disminución del IMC. De lo que no puedo quejar es del aumento de gorditos en la caja tonta, un estereotipo vetado.