20 octubre 2007

Habrá que predicar con el ejemplo...

Muchas personas responden a la pregunta ¿qué quieres en tu vida?, Felicidad. Qué bonita palabra, como se te llena la boca con esta meta de cuatro silabas. Sencillo, sí parece sencillo, de decir. Pero la nostalgia de algo inalcanzable no va a ocupar este blog. No quiero que la gente que debe conseguirla la pierda en unos puñados de líneas de alguien que no sabe que halago es con hache. Todo lo contrario.

Está lejos de mi intención dar decálogos propios de psicólogos que venden consejos o Iglesias que prohíben comportamientos naturales en el ser humano. Descuida el silencio que os daré, no será hueco. Piensa en sonreír, pero no a tus pies, no te lo crees ni tú. Levanta la barbilla. Despreocúpate del dolor que vendrá. El amor que duele es el que no fluye naturalmente, porqué, porque lo sujetas tan fuerte en tu interior que se acumula en tu pecho. Los que más capacidad para amar son los que más sufren, por esa es la razón. No sufras de manera idiota, y en cierta medida no seas egoísta. Comparte tu gran cualidad, no midas los besos, los abrazos, las caricias, las miradas, los halagos, la duración de una satisfactoria sonrisa. La felicidad no es sólo la respuesta ante una pregunta hecha.


PD: He buscado menores acordes en las canciones, tristeza que escuece como el vinagre, ahogar la esperanza. Estúpido, ridículo y absurdo, eso es lo que me querías llamarme pero tuvo que decírmelo esta noche ella. Creí que podría ser una versión desde tu boca.

9 comentarios:

Nils dijo...

Sin duda el mejor post que he leído en tu blog (y no porque carezca de faltas de ortografía y sintaxis jajaajaj). Me encanta el cómic del principio, lo he reenviado a todos mis amigos porque es brutal y muy sabio. Ya me dirás dónde lo has encontrado y si hay más tiras igual de buenas. Pero si eso era bueno, qué decir de la diosa Shania! Muy buena la elección de esa canción, ¿sonó en tu iPod ayer por la noche? a veces las casualidades del iPod dan mucho miedo, ¿verdad? "You know I love you..."

Patxi dijo...

Joder, Luis, ¡menuda coincidencia!. En mi último post ponía una foto que es clavadita a la tira cómica que has incluido en el tuyo. Al principio pensaba que quizá lo habrías escrito después de ver el mío, pero por la hora he comprobado que no, de verdad, ¡qué casualidad!. El que hayamos coincidido en el tema me lo explico, porque los dos veníamos de leer el post de Jose.
Me ha gustado mucho la entrada, creo que dices lo mismo que yo en el mío pero con palabras más contundentes.

Anαβ dijo...

Gracias por vuestra crítica.
La verdad es que no sonó al azar, pero con algunas canciones en inglés que no he escuchado con atención me ocurre frecuenntemente. Y más ahora después de lo de Londres.
Ya leí tu post, Patxi, además creo que deje un comentario. Sí, soy asiduo de letrasendesorden pero la idea ya venía de camino a casa cuando escuche la canción de Shania Twain.

RAMMSES dijo...

Hola!! lego a tu espacio desde el blog de mi amigo Hector.
La felicidad eterna no existe. La felicidad es un contraste apenas son momentos de gran intensidad y de exaltación de una vida que está hecha y vamos haciéndola.
Amar... lo que realmente amas, déjalo libre...
Me encantó tu blog. Me verás a menudo por aquí.
Un gran abrazo!!

Anαβ dijo...

Muchas gracias, Rammses, por tomar parte de esto. No hace falta que diga que estás invitado a que comentar todo lo que te sugieran mis post.
Puede ser que la felicidad absoluta no exista, pero porque cuando uno busca una cosa tan ciegamente no se da cuenta que está en el estante de enfrente de sus narices.

Mugalari dijo...

Lo malo de la felicidad es que nos la han pintado como algo tan extraordinario y tan inalcanzable... que cuando hemos llegado a ella no nos damos cuenta, porque creíamos que era otra cosa. A sonreir se ha dicho!!

Anαβ dijo...

Puede ser que tengas razón Mugalari. Aunque creo que el real problema es que estamos acostumbrados a pasarlo mal y a quejarnos, y sólo vemos la felicidad cuando se ha marchado.

Jose dijo...

Me ha gustado el post. No tengo mucho más que decir, la verdad. Sobre la felicidad... Uff, no sé, es algo muy jodido de explicar.

El cómic lo hace realmente bien, así que yo poco tengo que añadir, salvo que lo de "halago" es una tontería, tío.

;-)

Qué bien que las canciones hagan pensar...

Anαβ dijo...

Tienes razón, el cómic lo explica todo de maravilla.
En cuanto a lo de halago, ya sé que no pasa nada pero me gusta utilizarlo aquí, me gusta como queda.