05 octubre 2007

6-lined-rainbowed alzacuellos


No hay quien me entienda, hay algunas veces que no pararía de escribir a pesar de que es algo que me cansa demasiado. En cambio esta última semana no ha habido manera de sentarme enfrente de mi pantalla ACER y escribir todas las ideas que he tenido, todo lo que me ha escocido en mis heridas. Así que seguiré con la terapia.

Lo primero que quiero sacar del tintero es una reflexión que me surgió cuando hice la visita rápida a Roma. La verdad es que no se si puede llamar visita o “Duty Free in the City”, este vista general de la capital italiana consistió en coger un mapa de la ciudad en el punto de información del aeropuerto y preparar una quema de suela en el tren de 25 minutos de camino a la maratón.

Ya había estado en Tercero de B.U.P. en Roma, pero debido a este viaje burbuja no recordaba donde estaban muchas cosas que visite en Italia. Ya lo sé que tengo que ser muy corto pero es que la memoria no es un punto fuerte de mi inteligencia, si existe algo de eso en la nuez que tengo detrás de lo ojos. Tras tanto rollo, sí os voy a decir que hizo aparecer este sarpullido que ahora tengo que arrascarme. Fue la cantidad de curas que se pasean por Roma vestidos de servicio, ya sé que es una estúpida animadversión pero me escuece. No me escuece que muestren lo que son, me parecen estupendo que se sientan orgullosos de su condición laboral y por lo que implica de su condición sexual (abstinencia), lo que me escuece es que luego obligan a los homosexuales católicos que lleven su condición sexual encubierta y además no la practiquen. Diréis que no te obligan, si lo hacen porque si quieres ser un católico “de la otra acera” también debes cruzar la acera religiosa y no pertenecer a esa unificadora iglesia.

Así que he decidido mi atuendo para carnavales. Un pantalón blanco, y una camisa blanca en honor al alzacuello que visten mis orgullosos compañeros. Si porque creo que esa limpieza espiritual que lucen en la parte alta de su camisa debe estar en todo el cuerpo cuando se obra bien. Sí, porque no rodear de pureza espiritual todo lo que para ellos es creador de pegado, nuestro maravilloso cuerpo. Y mi alzacuellos será 6-lined-rainbowed, para demostrar lo orgulloso que estoy de mi condición. Con esta imagen no quiero ridiculizar a nadie, no quiero deteriorar ningún símbolo, quiero que todos seamos más tolerantes con todo el mundo. Ser tolerante no significa entender lo que inteligible por nuestro “nuez”, sino todo lo que se da alrededor de nosotros; absorber, digerir y comprender… si eso es ser tolerante, comprender.

A todos los demás que no “comprendan” les obligo a vestir un traje negro, completamente negro, con un alzacuello a juego. Sí que vistan de negro riguroso. Pero este negro no puede ser el del ébano del mástil de un violín, ni el de la piel de una preciosa mulata, ni el del valioso petróleo, ni el del brillo de la tinta de una pluma. No, ninguno de estos se merece vestir a la intolerancia. Les destierro a ese negro que intentas hacer en la guardería sumando todos los colores que tienes en el estuche. A ese intento fallido que no es negro, no es marrón, es una mentira. Sí porque siempre he escuchado que todos los colores sumados forman el blanco absoluto, y no se consigue. Les condeno a vestir ese negro que debería ser blanco, y sobre todo luminoso, y es todo lo contrario es sucio e impuro. Eso es, que vistan con la mentira del “negro sucio”.


PD: Otra cosa que quiero remarcar es que nosotros también debemos ser tolerantes, por muy intolerantes que sean los demás. No es justificación de hacer las cosas al revés, que los demás actúan igual. Así que solo quiero decir a mis feligreses que no me gustó nada lo que ocurrió este año en la inauguración del Europride. La tolerancia no esta sólo referida a la condición sexual.

5 comentarios:

Nils dijo...

No entiendo que haya homosexuales católicos porque es una incongruencia en sí mismo. Otra cosa es homosexuales cristianos, pero cat´licos?!?!?! NON!

Anαβ dijo...

bueno, tampoco intentes buscar demasiada tecnicidad en mis palabras, si os a lo que te refieres. Si es porque no entra en tu cabeza la compatibilidad, si podría darse, pero no con la actual iglesia.
Ya tampoco entiendo que haya locales gays en lo que no permiten la entrada de mujeres. Y consecuentemente el derecho de admisión en el que se escudan mucho clubs.

Gordi Gay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gordi Gay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gordi Gay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.