22 agosto 2008

Más rabia que amor


Como empiece la temporada con juegos de palabras tan ágiles como el título de esta entrada, blogspot me va a encabezar el blog con una advertencia de "peligroso, cuidado con tu cabeza". Por lo menos, he cumplido la sencilla promesa de resucitar. Además, lo voy a hacer con una crítica sobre algo de lo que no tengo ni pajolera idea: la lectura. Como Aída a la pregunta "¿Cuál es el último libro que has leído?", respondería "¿Aceptamos etiqueta de champú como libro?"; vamos, que no he sido diseñado para ese menester ("qué chula esa palabra, repítela, repítela" - Aída).

A pesar de todo eso, me voy a disponer a criticar un libro, y lo mejor de todo, sin leerlo y al peso. No sé si conocéis la trilogía que comenzó Juan Ernesto Artuñedo con 'Peluche', pero, en pocas palabras, es una novela que cuenta la historia de un chico al que le gustan los hombres con barriga (sí, me sentí un poco identificado). Entrando en terreno personal y determinando de ahora en adelante una mueca en la cara de mis amigos cuando se encuentren enfrente de mi librería, con su primer libro descubrí la masturbación lectora. Esta terminología no pretende ser metafórica. Tras darme cuenta de que cada vez que aparecía una escenita subida de tono me animaba, decidí probar suerte, y espero tener la misma cantidad de suerte en el próximo Euromillón.

Pero lo que realmente quiero comentar es lo indignado que me sentí al leer el segundo y al ver el tercero. En el segundo libro, el primero de la trilogía, Juan Ernesto pierde fuerza e imaginación a la hora de describir las sensaciones de este chico. Se puede justificar con el temperamento inocente del personaje, ¿pero ese chico no tiene imaginación o qué? Es un adolescente y, otra cosa no, pero hormonas... Mi cabreo aumentaba a medida que leía, ya que no despegaba y el libro era mucho más corto que 'Peluche'.

Tras una lectura de polvo insatisfecho, me contenté con la idea del redoble final de una obra digna de estar en mi almohada. Pero nada, el lunes, al acordarme de revisar si ya habían lanzado la tercera entrega, me di de cruces con la realidad. Más corto y al mismo precio. Así que he decidido no comprármelo, porque no creo que las 100 páginas, que dura el libro, transcurran en la cama del protagonista rodeado de gorditos con una banda sonora de Radiohead. Quien lo iba a decir, Aída desprecia un libro por ser demasiado corto, no sé si será por lívido o por afán lector.

8 comentarios:

Nils dijo...

qué bien que cumples... espero que el lunes vuelvas a dejarnos una entrada rica rica y con fundamento!

Y tienes razón con lo de los libros. Estas editoriales son muy poco inteligentes y se creen que nos conformamos con más de lo mismo y, encima, descafeinado... Y el precio es abusivo, porque 12 euros por 100 páginas!!! Que le den.

Anαβ dijo...

cómo que para el lunes, en esto del blog no hay fiestas de guardar. Integrismo blogero

esthercita dijo...

Siento decirte que los libros no se valoran al peso ni por el precio que te cobran... Por lo general, el precio de una edición de bolsillo sí depende del número de páginas, pero una novedad tiene más o menos precio estándar, me imagino que por lo que cuesta la promoción y echar a rodar las máquinas, aunque no lo sé (tampoco yo soy experta).

Libros cortos que son una joya para algunos: "La metamorfosis" de Kafka, "El viejo y el mar" de Hemingway, o "Crónica de una muerte anunciada" de García Márquez, se me ocurren ahora. Y personalmente, los que son muy largos pesan mucho y son un rollo para llevar en el metro o leer en la cama (siento el peso de saber encima...)

Así que creo que tu desencanto con este autor no es por el tamaño, si no porque no es un buen escritor y te pudo "despistar" con el primer libro en tus masturbaciones lectoras ;-) pero ya no te engaña... Es lo que tiene ser un escritor "no escritor" e irse convirtiendo en un lector inteligente :-)

Abrazos de los nuestros!

Anαβ dijo...

Tienes la razón Esthercita, y además gracias por algunas de las recomendaciones. Puede ser que yo esperaba del libro lo mismo que de algunos de los archivos que me bajo del emule. Así que, lo mío con Artuñedo fue bonito mientras duró.

finnegan bell dijo...

pues somos muchos los que nos identificamos con el protagonista, pero yo no he leído nada de este caballero. quizás deba hacer un acercamiento, o quizás no a tenor de lo que explicas...

saludos!

pd. ejem, esto, está disponible en el emule?

Anαβ dijo...

no sé si está el emule 'Peluche', porque como me lo compre. Pero el último lo he intentado buscar y no ha habido suerte. Aquí me tienes dando ejemplo, estos son mi principios 12 euros.

'Peluche' te lo recomiendo, me gustó como has podido leer. Aunque al principio se me hizo raro la manera que tenía de escribir con frases cortas. Con lo que me gusta a mi empezar una frase y no saber como la termino en las entradas.

Mugalari dijo...

Si lo que buscas es masturbación lectora (algo que yo tmabién disfruté con Peluche) te recomiendo que te abstengas del último de Artuñedo. Puedes probar con "Algún día te escribiré esto" de Luis Algorri (creo que era suyo...)
Pero si lo que buscas es una buena (impresionante!!) novela sobre los primeros amores y desamores, eso es lo que vas a encontrar. Yo desde luego lo recomiendo, y es que en esta trilogía Artuñedo ha sabido encadenar tras tipos de escritos, empezando por lo puramente pronográfico, siguiendo por lo erótico (nada explícito) y finalmente una genial historia del primer amor.

Anαβ dijo...

No pides que me retracte. Bueno, vale, me retracto. Y de penitencia, no leeré "Amor y rabia", pero sí "Algún día te escribiré esto". Ya te contaré.